FANDOM



De longa tempo la "Mori Roja" ia ruina la pais. Nunca un pesta ia es tan matante, o tan xocante fea. La sangue es se avatar e se selo: la rojia e la teror de la sangue. On ave dolores agu, e un maladia subita, e alora un sangui suprabundante a la pores, con la mori como fini. La manxas scarlata sur la corpo e spesial sur la fas de la vitima, es la marcas de la peste cual priva la vitima de la aida e de la simpatia de la otra umanas. E la intera de comensa, avansa, e fini de la maladia dura tra mera un dui de ora.

Ma la Prinse Prospero es felis e nontemente e saja. Cuando se paises renada deveni duida despoplada, la Prinse comanda per la apare en se presentia de mil amis entre la cavalores e la damas de se corte, ci ave sania e un cor lejera, e con ci la prinse deveni profonda retirada en un de se abaderias castelida. Esta abaderia es un construida vasta e gloriosa, la creada de la gusta propre, bizara ma grandiosa, de la prinse. Un mur forte e alta ensirca lo como un corseto. Esta mur ave portones de fero. Pos cuando la membros de la corte ia entra, los trae caldadores e marteles masosa, e los solda la baretas. Los deside no permete la entra o la sorti a la impulsas subita de despera o de panica veninte de la interna. La abaderia es bastante furnida. Con tal protejes la membros de la corte va pote defia la comunica de la maladia. La mundo esterna va pote cura se mesma. Entretempo, lamenta o pensa es un cosa nonsaja. La prinse ia furni tota la tipos de plaser. On ave bufones, on ave improvisores, on ave baletistes, on ave musicistes, on ave Belia, on ave vino. Tota de estas e securia es a interna. La "Mori Roja" es a esterna. Sirca la fini de la mense sinco o ses de se isoli, e en cuando la pesta coleri la plu furiosa a esterna, la Prinse Prospero diverti con un gloria la plu nonusual se mil amis par un balo de mascas.

Esta selebra mascida es un sena plaserosa. Ma prima, ta ce me raconta sur la salas en cual lo aveni. Los es sete: un suite imperal. En multe palasios, par contrasta, tal suites formi un vista longa e reta, cuando la portes es abrida asta la mures a cada lado, a tal modo ce la vista de la estende intera es apena impedida. Asi la caso es multe diferente; como on pote espeta lo par la gusta de la duxe per la bizaras. La apartes es tan nonormal disposada ce la vista abrasa en un mesma tempo sola poca plu ca un sala. On ave un verje agu a cada iard dudes o tredes, e on ave a cada verje un efeto nova. A la destra e sinistra, en la media de cada mur, un fenetra gotica, alta e streta, regarda a un coredor cluida cual segue la serpes de la suite. Esta fenetras es de vitro tinjeda de cual se color varia en acorda con la tinje dominante de la decoras de la sala en cual los abri. Per esemplo, acel sala a la estrema este es covreda con tapetos blu - e se fenetras es blu intensa. La sala du es purpur par se ornas e tapetos, e asi la vitros es purpur. La sala tre es tota verde, e la vitros es tal. La cuatro es mobilida e luminada con orania, la sinco con blanca, la ses con violeta. La aparte sete es densa velida con tapetos de veluda negra cual covre tota la sofito, la mures, e pende con plias pesosa supra un tapeto de la mesma materia e tinje. Ma sola en esta sala, la color de la fenetras no coresponde con la decoras. Asi la vitros es scarlata: la color intensa de sangue. On nesesa sabe ce en no un de la sete apartes on ave un lampa o un candelabro, entre la abunda de ornas orida cual es sperdeda de asi a ala, o cual pende de la sofito. On ave no lampa e no candela, no lus de cualce tipo en la suite de salas. Ma en la coredores cual vade longo la suite, un trepede pesosa sta a fas de cada fenetra, e lo porta un brasero de foco cual projeta se raios tra la vitro tinjeda, e cual lumina tan briliante la sala. E tal, un multia de apares ornosa e fantasin deveni produida. Ma en la sala ueste, la negra, la efeto de la lus de la foco cual flue supra la pendentes oscur tra la vitros con tinje sanguin es estrema macabre, e produi un aspeta tal savaje sur la espresas de fas de los ci entra, ce poca membros de la acompania es sufisinte corajosa per pone la pede en la ensirca de la sala.

Es en esta aparte, ance, ce un orolojo jigante de ebano sta contra la mur ueste. Se pendulo penduli de asi a ala con un tictaca nonagu, pesosa, monotonosa; e cuando la indicador de minutos fa la sircuito de la orolojo, e cuando la ora es a punto de sona, un sona veni de la pulmones en bronze de la orolojo; esta sona es clar e forte e profonda e suprapasante musical, ma con un nota e un asentua tan spesial ce, a cada flue de un ora, la musicistes de la orcestra deveni constrinjeda a un pausa momental en se presenta, per escuta la sona; e tal la valsores deveni forsada a sesa se moves; e on ave un disturba corta de la acompania joiosa; e en cuando la campanas de la orolojo es sonante, on oserva ce la plu ajitadas deveni pal, e la plu veas e cuietas pasa se manos sur se fronte como si los es en un sonia o un medita confusada. Ma cuando la resonas ia sesa plen, un ilaria lejera permea aora la reuni; la musicistes regarda la un la otra, e los pare surie sur se nervosia e nonsajia propre, e los jura xuxante la un a la otra, ce la sona seguente de la campanas de la orolojo no va produi en los un emosia simil; e alora, pos la flue de sesdes minutos, (cual abrasa tre mil ses sento secondos de la Tempo cual vola,) un otra sona de la orolojo veni denova, e alora on ave la mesma disturba e tremantia e medita como a ante. Ma, an con esta cosas, lo es un selebra joiosa e gloriosa. La gustas de la duxe es strana. El ave un oio delicata sur la colores e la efetos. El despeta la decoras de la moda. Se scemas es corajosa e focosa, e se consetas brilieta con un brilia barbar. Alga persones ta pensa ce el es demente. Se seguores senti ce el no es tal. Es nesesada ce on oia e vide e toca el per es serta ce el no es tal.

Per la aveni de esta festa, el ia dirije en parte grande la belis movable de la sete salas; e lo es se gusta propre cual ia dona un carater a la mascidas. Ta ce on es serta ce los es bizara. On ave multe brilia e sintili e picantia e fantasia - multe de lo cual on ia vide en "Hernani". On ave vestes arabesca de fantasia con partes noncoerente per la membros. On ave fantasias deliriosa como en la modas de dementes. On ave multe belia, multe lasivia, multe bizaria, alga asusta, e no poca repulsa. En fato, un multia de sonias parada de asi a ala en la sete salas. E estas - la sonias - contorse en tota dirijes, prendente la tinje de la salas, e la eco de se pasos pare produi la musica savaje de la orcestra. E, pronto, la orolojo de ebano cual sta en la sala con veluda, colpa ala. E alora, tra un momento, tota es calma, e tota es silente estra la vose de la orolojo. La sonias deveni rijida jelada en la posa en cual los sta. Ma la ecos de la campana mori a via - los dura tra sola un momento - e un rie lejera e partal vinseda flota pos los cuando los parti. E aora la musica infla denova, e la sonias vive, e los contorse de asi a ala plu joiosa ca nunca, prendente la tinje de la fenetras multe tinjeda tra cual la raios flue de la trepedes. Ma aora no person mascida osa entra en la sala cual es la plu ueste de la sete salas; car la note es diminuinte; e ala on ave la flue de un lus plu violente tra la vitros con color de sangue; e la negria de la cortinas funeral angusa; e la person cual pone se pede sur la tapeto funeral reseta de la orolojo de ebano un sona amortida, plu seria asentuada ca lo cual ateni la oreas de los ci regala se en la descura la plu distante de la otra apartes.

Ma esta otra apartes es densa folida, e en los la cor de la vive bateta febrosa. E la selebra continua como un vortis, asta cuando a fini la orolojo comensa la sona de medianote. E alora la musica sesa, como me ia raconta; e la moves de la valsores deveni cuieta; e on ave un sesa noncuieta de tota cosas como a ante. Ma aora on ave des-du colpas per deveni sonada par la campana de la orolojo; e donce lo aveni, cisa, ce plu de pensa permea, con plu de tempo, en la meditas de la pensores entre los ci selebra. E donce, ance, lo aveni, cisa, ce ante cuando la ecos ultima de la campana ultima ia afonda completa en silentia, multe individuas osiosa en la fola deveni consensa sur la presentia de un mascida ci a ante no ia catura la atende de an un individua. E pos cuando la rumor sur esta presentia nova ia estende se mesma par xuxa a sirca, a la fini lo produi en la acompania intera un zumbi o un murmur espresante un desaproba e un surprende, e final un teror e un repulsa.

En un tal asembla de fantasmas como me ia descrive, on pote bon suposa ce un apare normal no ta pote stimula un tal sensa. En veria la lasivia de la selebra mascida de esta note es cuasi sin limitas; ma la figur consernada ia suprapasa la lasivia de Herodo, e ia vade an ultra la limitas de la multe conduis permeteda par la prinse. En la cores de la plu fretosas on ave cordas cual no pote deveni tocada sin emosia. An con la perdedas la plu completa, per ci la vive e la mori es bromas egal, cosas esiste sur cual no broma pote es fada. La asembla intera, en fato, pare aora senti profonda ce on ave no umor e no conveni en la vesti e la condui de la stranjer. La figur es alta e magra, e velida de la testa a la pedes en la vestes de tomba. La masca cual asconde la fas es tal fada per sembla la espresa de un corpo mor e rijidida, ce la esamina la plu prosima ta deteta difisil la froda. E an tota de esta ta pote es tolerada, si no aprobada, par la selebrores demente a sirca. Ma, an plu, la mascida finje la tipo de la Mori Roja. Se veste es manxada con sangue - e se fronte larga, con tota la aspetas de se fas, es duxida par la teror scarlata.

Cuando la regarda de la Prinse Prospero cade sur esta imaje spetral (cual pasea de asi a ala entre la valsores con un move lenta e seria, como per susta plu plen se carater), on vide ce la Prinse ave prima un trema forte o de teror o de repulsa; ma, a pos, se fronte roji par coleria.

"Ci osa?" el demanda roncin a la membros de corte ci sta prosima de el - "ci osa insulta nos par esta burla blasfemosa? Saisi el e desmasci el - afin nos pote sabe ci nos debe pende a la leva de sol, de la alta de la fortres!". La Prinse Prospero vosi esta parolas en la sala este, la blu en cual el sta. Los sona forte e clar tra la sete salas, car la prinse es un om corajosa e enerjiosa, e la musica ia deveni silentida par la branda de se mano.

La prinse sta en la sala blu con un grupo de membros pal de corte a se lado. Prima, en cuando el parla, on ave un move minor de freta par acel grupo en dirije a la intruor, ci a esta momento es cuasi prosima de la mano, e aora, con un paso volente e diniosa, prosimi plu a la parlor. Ma par alga stona temosa sin nom con cual la suposas demente sur la mascida ia inspira a la selebra intera, nun pone se mano a ante per saisi el; en tal modo ce, nonimpedida, el pasa a un iard de la prinse; e, en cuando la asembla vasta, cuasi con un sola impulsa, retira se de la sentros de la salas a la mures, la mascida continua sin interompe se vade, ma con la mesma paso seria e calculada cual ia distingui el de la comensa, tra la sala blu a la purpur - tra la purpur a la verde - tra la verde a la orania - tra esta sala a la blanca - e an de ala a la violeta, ante cuando on ia fa un move desidente per aresta el. Alora, contra acel, la Prinse Prospero, dementinte par coleria e vergonia sur se propre coardia momental, freta urjente tra la ses salas, en cuando nun segue el par causa de un teror matante cual ia saisi cadun. El teni en la aira un daga tirada, e el ia prosimi, con un freta rapida, asta tre o cuatro pedes de la figur ci vade a retro, cuando acel, pos ateni la estrema de la aparte con veluda, turna subita e el fronti se xasor. On oia un cria agu - e la daga cade con brilia sur la tapeto negra, sur cual, la plu pronto a pos, la Prinse Prospero cade prona en la moria. Alora, clamante la coraje savaje de la despera, un fola de selebrores lansa se en mesma tempo en la aparte negra, e, saisante la mascida, de ci se figur alta sta reta e sin move en la ombra de la orolojo de ebano, los sofoca en un teror nondisable cuando los trova ce la vestes de mor e la masca con un fas de mor, cual los palpa con un tal noncortesia violente, conteni no forma concreta.

E aora on reconose la presentia de la Mori Roja. El ia veni como un furor en la note. E la selebrores cade la un pos la otra en la salas de selebra irigada par la rosio de sangue, e los mori, cadun en la posa desperante de se cade. E la vive de la orolojo de ebano para con acel de la ultima de la joiosas. E la flamas de la trepedes estingui se. E la Oscuria e la Putri e la Mori Roja prende la domina sin limita sur tota.

Fini de la raconta